A Guaidó lo batuquearon en entrevista en canal RT

Desde que el diputado en desacato Juan Guaidó, se volvió un pastel tratando de negar su reunión con Diosdado Cabello y otros líderes del chavismo, comenzó el declive de la credibilidad del autoproclamado presidente encargado. Tras descubrirse su mentira, uno tras otro siguieron cayendo, como torpedos a su imagen, los embustes del dirigente opositor, quien ha dado una verdadera cátedra sobre cómo la fábula del pastor y el lobo puede quedarse chiquita.

Pero tal vez las mentiras de Guaidó, tratado como el rockstar de la política por la gran prensa, tenían patas cortas para los mass media hasta que llegó Russia Today (RT). El político concedió una entrevista a este medio, que no lo trató de la manera complaciente a la que está acostumbrado, por el contrario, le interrogó sobre esa otra parte de la noticia que Guaidó siempre se ha guardado y la parafernalia que le acompaña se empeña en desconocer. Los resultados fueron fatales para la imagen del diputado.

Guaidó aseguró para el medio internacional que tiene pleno control del país, que está gobernando y nombrando embajadores, que está congelando cuentas de los activos venezolanos en el exterior y que todo ello es reconocido por cientos de países en el mundo. Pero sus afirmaciones resultan difíciles de demostrar cuando no tiene el control de ninguna institución del Estado, no maneja el presupuesto nacional y no cuenta con el respaldo de la Fuerza Armada.

Tomando como bandera el artículo 233 de la Constitución, Guaidó explicó que convocará a elecciones una vez termine la “usurpación”, pero lo cierto es que ese artículo ordena convocar elecciones en 30 días después de producirse la ausencia del presidente electo. Según la visión de Guaidó, que se autoproclamó presidente el pasado 23 de enero, debería haber llamado a comicios para el 23 de febrero, cosa que aún no se ha anunciado. Por el contrario, la Asamblea Nacional en desacato aprobó 12 meses de “Gobierno de transición”, una figura que no existe en la Constitución venezolana.

Más mentiras

“Se debatió y se aprobó en el Consejo de Seguridad el respaldo del proceso que estamos llevando”, dijo el dirigente opositor sobre la discusión del tema Venezuela en esa instancia de la ONU. Pero lo cierto es que tras esa reunión no se llegó a ningún acuerdo y la postura que trataron de imponer Estados Unidos y sus aliados, no procedió en Naciones Unidas y no se aprobó resolución alguna sobre la materia. El entrevistador de RT le recordó que el representante de Venezuela ante ese organismo sigue siendo el que nombró Nicolás Maduro, mientras tanto Guaidó solo atinaba a asentir.

Dijo reconocer como un “espacio importante” a Naciones Unidas, como si se tratara de una junta de condominio. Sin embargo omitió cada uno de los pronunciamientos que ha hecho el propio secretario general del organismo sobre su reconocimiento al Gobierno legítimo de Nicolás Maduro y sus continuos llamados al diálogo.

Juan GuaidoOtro de los temas en los que el político se mostró un tanto ignorante, es el tema petrolero. Según Guaidó el Gobierno de Maduro hizo retroceder la producción petrolera de 3,5 millones de barriles diarios, a menos de un millón. La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), dice que en el período Venezuela alcanzó un tope de producción de 2,4 millones de barriles al día. En su atrevimiento, el entrevistado acusó al Gobierno de “robar 700 millones de dólares a la empresa rusa Rosneft”, tema aclarado por la propia empresa rusa al decir que los pagos de Venezuela “se realizan estrictamente según el calendario previsto”.

Contradicciones e imprecisiones

Para Guaidó no existe el bloqueo económico a Venezuela, solo una serie de sanciones a “funcionarios corruptos y ladrones”. Afirma entre nervios que las sanciones más fuertes comenzaron hace una semana. Pero los documentos revelados por la propia página RT, demuestran que las sanciones contra el país caribeño se vienen aplicando desde 2015, según las mismas cifras del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

El funcionario desestimó el congelamiento de miles de millones de dólares que le pertenecen a Venezuela, a cambio de menos de cien millones que le han ofrecido algunos países como “ayuda humanitaria”. Los activos propiedad de la nación podrían servir para salir de la crisis, pero Guaidó y sus allegados trabajan para que ni un dólar llegue a los venezolanos.

La promesa de Guaidó para resolver la situación a corto plazo, está empacada en unos sospechosos envoltorios provenientes de Estados Unidos y que han llamado “ayuda humanitaria”. La misma Cruz Roja ha alertado que insistir en una ayuda de este tipo sin el consentimiento de alguna de las partes en conflicto, solo contribuye a empeorar la situación.

Por último, se refirió a su relación con los militares, a quienes ha llamado a desconocer al Gobierno, luego los llamó ladrones por “robarse la ayuda humanitaria”, más tarde los llamó a “derrocar la tiranía”. Por supuesto que negó llamarlos ladrones, así como también negó que hubiese participado en manifestaciones donde se mancilló el honor de la Fuerza Armada. Su accionar en las guarimbas de 2017 todavía está fresco en la memoria.

Como si fuera parte de un discurso que él no construyó, habló de la amnistía que ofrece a los disidentes del chavismo, como si el solo hecho de ser chavista fuera un delito. “Amnistía con garantías”, ofreció como si hablara de un cascarón vacío.

____________________

Por Randolph Borges / Supuesto Negado